BESTIARIO MEDIEVAL

Sin comentarios marzo 26, 2018

En una sociedad tan simbolizada y teocéntrica como la románica , hasta los propios animales se terminan convirtiendo en símbolos y portarán mensajes religiosos a los fieles . En su inmensa mayoría el público es analfabeto y se servirá de esta iconografía para conocer la Biblia y diferenciar aquellas conductas aprobadas de otras reprobables.

Al principio se representaban escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, como el Pecado Original o la Creación del Hombre, pero rápidamente el románico hizo suyo los bestiarios, haciendo muy frecuentes la aparición de animales tanto reales como fantásticos, cada uno con su propio significado y procedentes de los mundos grecorromano, persa y bizantino. Se sacralizó así la estética pagana que tenían esos animales, convirtiéndolos en portadores de virtudes o perversiones; su aparición en canecillos , capiteles y frontones es con fines didácticos y de advertencia , construyendo de esta manera piezas que son auténticas obras de creación artística escultórica.


Dentro de los animales reales portadores del bien tenemos a la paloma, la cigüeña, el águila o el león. Portadores del mal serian la serpiente , el mono , el conejo o la cabra .
Formando parte de los animales fantásticos, y por cierto … muy interesantes , tenemos a los positivos como grifos y dragones y a otros malos malííííisimos como las arpías , las anfisbenas, sirenas, basiliscos y centauros, vamos , toda una caterva de bichos como para no dejar dormir.


Sin comentarios