DE VÉRTIGO

Sin comentarios noviembre 20, 2018

El vértigo existencial que al hombre le produce la comprensión del cosmos desde los albores de la humanidad es una cuestión sobre la que pensadores, escritores y filósofos de toda índole, han reflexionado a lo largo de toda la historia. Hoy os dejamos aquí un divertido pasaje de la novela que Miguel Delibes publicó en 1950, “El camino”, en la que un grupo de niños de un pueblecito castellano nos ofrece candorosos momentos como este, en el que dos de sus personajes, el “Moñigo” y el “Mochuelo”, se encuentran tumbados en una loma en plena noche mientras mantienen esta conversación:

- Mochuelo, ¿es posible que si cae una estrella de esas no llegue nunca al fondo? 
Daniel, el Mochuelo, miró a su amigo, sin comprenderle. 
- No sé lo que me quieres decir - respondió.
El Moñigo luchaba con su deficiencia de expresión. Accionó repetidamente con las manos y, al fin, dijo:
- Las estrellas están en el aire, ¿no es eso?
- Eso.
- Y la Tierra está en el aire también como otra estrella, ¿verdad? - añadió.
- Sí; al menos eso dice el maestro.
- Bueno, pues es lo que digo. Si una estrella se cae y no choca con la Tierra ni con otra estrella, ¿no llega nunca al fondo? ¿Es que ese aire que las rodea no se acaba nunca?
Daniel, el Mochuelo, se quedó pensativo un instante. Empezaba a dominarle también a él un indefinible desasosiego cósmico. La voz surgió de su garganta indecisa y aguda como un lamento.
- Moñigo.
-¿Qué? 
- No me hagas esas preguntas, que me mareo…


Sin comentarios