EL CIELO MEDIEVAL

Sin comentarios marzo 18, 2018

En la Edad Media el universo era lo que "vemos". La Tierra ocupaba inmóvil el centro y a su alrededor giraban primero la Luna y luego el Sol y los planetas hasta Saturno en órbitas como capas de una cebolla. En la última esfera se encontraban las estrellas y detrás nada más porque el universo era finito y perfecto.

La ciencia árabe con astrónomos como Al-Farghani o Al-Batani, (S. IX) realizó en medio de tanta pasividad ciertos avances basados en la observación y la deducción y ya al final de la Edad Media, Nicolás de Cusa dedujo por argumentos religiosos que el universo debía ser infinito y que por tanto la Tierra no podía estar en el centro, una propuesta de gran calado social y cultural.

En la Edad Moderna llegarán los grandes nombres de la revolución astronómica (Galileo, Copérnico, Newton,...) y las ciencias del cielo no dejaron ya nunca de sorprender al ser humano mostrándolo cada vez más pequeño pero más valioso.

Esta semana despedimos a un gran científico y divulgador de la física y la astronomía, Stephen Hawking, que nos ha permitido profundizar con su obra en las cosas extrañísimas que pasan en el cielo profundo. Por contarnos lo que vio subido al hombro de gigantes le debemos gratitud.


Sin comentarios