LA SALUD EN EL NORTE. EL HERBARIO

Sin comentarios mayo 6, 2018

El herbario en el medievo, la alergia primaveral
A lo largo de toda la Edad Media los tratados sobre las plantas y sus propiedades curativas se copiaron una y otra vez y es al final de la Edad Media, con la aparición de la imprenta, cuando la información de un herbario se ordena y se llena de ilustraciones para facilitar el uso adecuado de dichas hierbas.

Ahora que nosotros comenzamos a disfrutar de la tan ansiada primavera sufrimos con su llegada la incómoda alergia primaveral. Estas alergias consisten en reacciones de nuestro organismo hacia sustancias “raras”. La que aparece con más frecuencia es la alergia al polen con síntomas como picor de nariz y ojos, fatiga al respirar, congestión nasal, tos, lagrimeo…

En el medievo también existían estas reacciones a sustancias raras y para ello existían tratamientos naturales que con mayor o menor éxito se aplicaban.

Remedios como la infusión de ortiga ayudaba a frenar y evacuar la producción de mucosidad y los ataques de tos.
Tomar una infusión de menta alivia los síntomas de alergia al polen ya que la menta contiene una sustancia que alivia los estornudos y facilita el flujo nasal.
El regaliz o palo dulce es una planta muy adecuada para las afecciones respiratorias siendo un potente antitusivo, antiasmático y antiinflamatorio. En la Edad Media se utilizaba machacando las raíces e hirviendolas en un caldero de cobre removiéndolo constantemente hasta formar una pasta consistente. Ésta pasta se la dejaba secar sobre tableros de madera y después se partía en pedazos que se chupaban a modo de caramelos.
La cebolla también tiene acción expectorante siendo muy utilizada en afecciones respiratorias, alergias, asma, resfriados, bronquitis.En estos casos se aconseja partir una cebolla a la mitad y colocarla al lado de la cama por la noche para facilitar el sueño en éste proceso.
Otro producto natural muy utilizado era la miel, que contiene polen en pequeñas cantidades, por lo cual consumiéndola habitualmente, expone al organismo a dosis reducida de alérgeno acostumbrándose a él.

A parte de estos remedios más o menos “mágicos” actualmente las personas que manifiestan algún tipo de alergia acuden al especialista alergólogo el cual se encarga de poner el tratamiento ideal para cada uno y así poder conseguir una mejor calidad de vida en esta época del año.


Sin comentarios