NAVIDAD DESDE LA EDAD MEDIA

Sin comentarios enero 2, 2018

En años pasados ya hemos contado desde este portal cómo los romanos y otros pueblos celebraban por estas fechas la llegada del solsticio de invierno, momento en que los días comienzan a crecer y el poderoso sol triunfa sobre las tinieblas.

El cristianismo que se expande con fuerza por toda Europa desde los finales de la Edad Antigua reciclará multitud de tradiciones paganas y popularizará otras nuevas. El Papa Julio I en el año 354 proclama la celebración de la natividad de Jesús 25 de diciembre, fecha de las antiguas Saturnales romanas.

Otro Papa, Teodoro I, en el siglo VII hace traer de Belén a Roma los restos del pesebre del Niño Jesús y fortalecerá la festividad del nacimiento de Dios. Con el mismo fin se extenderán desde el siglo X representaciones teatrales de tal evento que Inocencio III propondrá sustituir desde 1207 por figuras alusivas al momento en plazas públicas: supuestamente las burlas hacia San José empezaban a ser demasiado repetitivas.

 

En 1223 San Francisco de Asís comienza a fabricar pequeños belenes para las casas, una tradición que llega hasta nuestros días, como también la costumbre de decorar un árbol que San Bonifacio retoma de los celtas en el siglo VIII. Nicolás de Bari, santo varón del siglo IV famosísimo por su generosidad con los más pobres transcendió los siglos como Papá Noel, siempre en paz y concordia con los Reyes Magos.

Y así la Navidad es el primer puente que nos deja pasar a la orilla de la historia medieval.


Sin comentarios