1995 INVENTOS

30 ANIVERSARIO (V)
Continuando con el segundo año del ciclo “El hombre y la paz”, y después de dedicar el año anterior a las Artes, tocaba ahora centrar nuestra atención en la capacidad histórica del ser humano para INVENTAR. Y qué mejor año que 1.995, declarado por la ONU “Año internacional de la Tolerancia”, para presentar nuestra quinta campaña de campamentos bajo el título “Inventos’95”. Siendo la imaginación una de nuestras principales herramientas para el desarrollo de nuestros programas, no es difícil hacerse una idea del juego que este tema dio en cada uno de los turnos que pasaron por el campamento. Además de los artilugios más sorprendentes, no faltaron tampoco la creación de nuevas señas de identidad nhorteña, así como nuevos usos y costumbres de esta pequeña ciudad en permanente crecimiento. La instalación seguía añadiendo mejoras sustanciales, a la vez que renovaba aquellos elementos que por el propio uso se iban deteriorando, como por ejemplo las tiendas de campaña, cuyo nuevo modelo, adquirido en Alemania a través de nuestros amigos de Förderkreis, se adecuaba mejor a nuestro estilo campamental.
Ese año volvíamos a recibir la visita de nuestro buen amigo Juan Echanove, un gran amante de Asturias, y cuya presencia en el campamento volvía a atraer la atención de los medios de comunicación locales, lo que permitía poner un altavoz a nuestras actividades y a estos hermosos parajes que nos rodean. En aquellos años, era frecuente también contar con la colaboración de lo que dimos en llamar Factores, allegados a Nhorte que ponían a disposición del campamento sus conocimientos en la materia que dominaban: ecología, comunicación, deportes, etc.
En el ámbito internacional, después de consolidar nuestra relación con el grupo alemán Förderkreis, iniciamos contacto con otros grupos europeos que cristalizaron en la creación de la Federación Internacional de entidades dedicadas al Tiempo Libre CATENA. Fruto de ese espíritu, Nhorte acometió ese año una ambiciosa oferta de actividades fuera de nuestro país que, además de las ya conocidas en la Selva Negra en Alemania y el Encuentro Internacional de Córcega en Francia, añadía dos nuevos destinos: el Lago Balatón en Hungría, y Lehena, en la costa oeste del Peloponeso griego.
Mientras tanto, seguíamos impartiendo nuestros ya consolidados cursos en los que se iban forjando las futuras generaciones de Nhortes que cada año contribuían al fortalecimiento de nuestras señas de identidad, la historia continuaba…
 

Sin comentarios

Añadir un comentario