2003 ARGORÍCOLAS

“Contaba historias que, de verdaderas, al contarlas se volvían inventadas, y de inventadas, verdaderas”, narraba Ítalo Calvino en su famosa novela “El barón rampante”, cuyo personaje principal, Cosimo, decidió subirse a un árbol a los 12 años y ya no volvió a bajar…
Nhorte también decidió “subirse” a los árboles en 2.003 iniciando el ciclo de dos años “Al aire libre” con su programa “Arborícolas”, convencid@s de que la saludable vida al aire libre -que tanto hemos añorado este último año- nos hace más valientes sin ser temerari@s, afina nuestros sentidos, y nos ofrece momentos interesantes para recordar y contar.
Y fueron muchos los momentos para recordar, en los que como es habitual en nuestros campamentos, no faltaron las risas y las inagotables manifestaciones de imaginación, estimulada por un equipo de Nhortes en permanente renovación que, desde primera hora de la mañana, siempre están dispuestos a disfrazarse, cantar, correr, saltar… o subirse a los árboles para preparar la tirolina.
Atent@s siempre a las sugerencias de los padres/madres/tutores de l@s participantes, Nhorte probó ese año a convocar dos Miniturnos de siete días, para Chispas, en las últimas semanas del 1º y 2º Turnos, por aquel entonces de 14 días, modalidad que abandonaríamos al comenzar con los turnos de 10 días que vendrían después para quedarse.
En el plano internacional, convocábamos el X Encuentro Internacional de Córcega, junto a nuestr@s amig@s de Förderkreis, cuya integración en nuestro 3º turno de entonces se hacía más fácil gracias a la ingente tarea de quienes se dedicaban a traducir permanentemente mensajes y comunicaciones entre aleman@s y español@s, más allá de que en lo cotidiano tod@s acabáramos refugiándonos en el inglés como lengua común de encuentro.
A través del reportaje fotográfico, podréis recordar cómo era la instalación entonces, y l@s participantes más recientes, comprobar los cambios que se han ido produciendo; gracias a los nuevos recursos técnicos que iban imponiéndose podemos hoy disponer de más fotos de aquellos años
Y mientras, seguíamos reservando un hueco para nuestras queridas verbenas, entonces en un espacio bastante más reducido, así como diferentes visitas a los extraordinarios parajes que el entorno asturiano, siempre por descubrir, nos ofrece.
Nos conmueve comprobar, cuando algún/a acampad@ de aquellos años nos visita ahora, cómo se emocionan, y cómo tod@s comentan, invariablemente, que lo recordaban más grande, a lo que siempre respondemos: “Claro, es que tú eras más pequeñ@”.
¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER!

Sin comentarios

Añadir un comentario