ANIVERSARIO (III) CIUDAD DEL NHORTE 93

Nuestro tercer año de andanzas, 1993, empezaba con la resaca de los grandes eventos que, el año anterior, supusieron un espaldarazo definitivo a nuestra integración de pleno derecho en el escenario internacional. Contagiados de ese espíritu, y convencidos de nuestra vocación europeísta, iniciamos una relación con el grupo alemán FöFe (Förderkreis Ferienzentren) que nos llevaría a convocar por primera vez una actividad de intercambio con jóvenes de otros países, fundamentalmente alemanes. Esa fructífera relación que llega hasta nuestros días supuso la oportunidad de intercambiar experiencias y enriquecer ambos proyectos con una convivencia, tanto en la Selva Negra alemana como en nuestro campamento, que vino a demostrar que los diferentes idiomas, usos y costumbres, no son una barrera infranqueable y son el mejor antídoto contra la intolerancia. Por primera vez llevábamos a la portada de nuestra convocatoria impresa el apellido EDUCATIVOS para nuestros campamentos, en la idea de mostrar que, al aire libre, y con una metodología que apostara claramente por la palabra, el juego y la imaginación, en un ambiente divertido, el potencial de nuevos aprendizajes podía crecer exponencialmente. Esta original convocatoria que traemos hoy a la memoria, con forma de barco (¡que doblamos a mano!), rendía también un pequeño homenaje a nuestra ubicación costera, siendo las hermosas playas del entorno más cercano un reclamo imprescindible para nuestro proyecto, que ese año cerraba el ciclo dedicado a construir nuestras principales señas de identidad como grupo, como pequeña Ciudad. A pesar de las dificultades de todos los inicios, seguíamos mejorando la instalación, dotándola de nuevos recursos y repoblándola de nuevas especies arborícolas, aunque la mejor aportación la hacían, como siempre, todos aquellos que se fueron sumando a esta venturosa travesía.

Sin comentarios

Añadir un comentario