CONTADOR A CERO

Una de las grandezas del juego es que tiene un principio y un final. Y acabada una partida comienza otra, nueva y diferente. Se ponen los marcadores a cero, se reparten de nuevo las cartas, se colocan otra vez las figuras sobre el tablero y cualquier jugador tiene la oportunidad de que, está vez, la balanza se incline de su lado.
No importa cómo fue el año que acabó ayer. El 1 de enero todos tenemos el derecho y la obligación de buen jugador, de comenzar con aspiraciones renovadas de que nuestras fichas sean las primeras en cruzar la línea de meta.
La buena suerte tendrá mucho que ver en nuestra oportunidad de éxito pero no más que nuestra preparación, destreza, astucia, capacidad de reacción, tesón y autoconfianza.
Un día preguntaron a Rafa Nadal de dónde sacaba la fuerza para llevar a cabo sus fantásticas remontadas, él contestó sencillamente: “Para mí, con cada nuevo punto, comienza otra vez el partido”.
Comienza otra vez el juego, queridos amigos y amigas: ¡Feliz 2021!
  

Sin comentarios

Añadir un comentario