HÉROES DE FICCIÓN

Algunas mañanas me pediría ser el Capitán Nemo y recorrer el mundo submarino disfrutando de la belleza oculta a los ojos de la gente de superficie. Sin embargo otros días, siento que la ciudad se me queda pequeña y preferiría ser Phileas Fogg y recorrer el mundo viajando siempre hacia donde sale el sol.
Las grandes novelas y sus creadores han puesto al servicio del juego el punto de partida de fantásticos guiones para que, durante unas horas, nos podamos creer que somos los héroes y heroínas de excitantes aventuras.
Por el juego descubrimos lo dispuestos que estamos a imaginar, a apropiarnos de la personalidad de un Harry Potter, una Miss Marple, un Sherlock Holmes, una Leia, un Gandalf… Querríamos ser protagonistas de historias con retos que nos atraparon, vestir sus ropas, usar sus frases, enfrentarnos a sus decisiones, vivir sus éxitos.
Jugar es pasar a la acción. En compañía de amigos y amigas la historia se hace un poco más real y nuestra participación, sea cual sea el papel que representemos, puede resultar definitiva para descubrir el tesoro, resolver el enigma, llegar a la Luna o arrojar el anillo en el magma de la Grieta del Destino.

Sin comentarios

Añadir un comentario