LA SALUD DEL NHORTE 4 DE FEBRERO, DIA MUNDIAL CONTRA EL CANCER

En Oncología, los avances en el tratamiento que se han venido desarrollando en las últimas décadas han supuesto un cambio en las posibilidades de curación y en los tiempos de supervivencia de muchos tipos de cáncer. Cada paso alcanzado y acumulado ha llevado a cambiar de manera notable el pronóstico y la calidad de vida de muchos pacientes con cáncer.
No en vano, en oncología, CADA AVANCE SE ESCRIBE CON MAYÚSCULAS.
Los avances se han centrado en cuatro ámbitos: Causas de la enfermedad; diagnóstico precoz y más preciso; tratamientos personalizados dirigidos a las mutaciones específicas de cada tumor; y reducción de la toxicidad y de los efectos secundarios indeseados.
Históricamente ha habido tres tipos de tratamiento: la quimioterapia y la radioterapia (con objetivo de atacar a la célula con cáncer y destruirla) y la cirugía, que constituían los tres pilares en la lucha contra el cáncer. En los últimos años han añadido dos nuevos pilares: las terapias dirigidas y las inmunoterapias.
La estrategia de la inmunoterapia consiste en utilizar, activar o suprimir nuestro sistema inmune como defensa de las células tumorales. Es decir, en lugar de atacar directamente a las células utilizamos nuestro sistema inmune. Son fármacos que intentan activar las propias defensas del paciente, sobre todo los linfocitos T, para que combatan al tumor.
No hay que olvidar, por otra parte, que el mejor tratamiento en oncología es la prevención: evitar la obesidad, seguir una dieta equilibrada, realizar habitualmente ejercicio físico, evitar alcohol y tabaco, evitar la exposición al sol y vacunar contra el virus del papiloma y la hepatitis b son alguno de los consejos para adoptar hábitos de vida saludable y prevenir ésta y otras enfermedades.
En definitiva, EN ONCOLOGÍA CADA AVANCE SE ESCRIBE CON MAYUSCULAS
 

Sin comentarios

Añadir un comentario