LOS JUEGOS DE ROL

Nos referimos a ellos como aquellos juegos en los que los jugadores asumen un determinado papel o la personalidad de un personaje para cumplir una misión en un espacio con reglas propias, sin tener por qué ser juegos competitivos.
En los juegos de rol modernos, los que aparecieron desde 1973 de la mano de Gary Gigax y Dave Arneson (su primer Dragones y Mazmorras es de 1974), empezó siendo muy importante la ambientación, muy del tipo de “El señor de los anillos” y su entorno de fantasía.
Luego la atención pasó a centrarse en los personajes y a que pudiesen evolucionar dentro del juego y más tarde se puso mayor interés en narrar una buena historia, en la que jugadores y jugadoras pudiesen sumergirse y mostrar todas sus habilidades a través de sus personajes.
Una de las características más llamativas de una partida de rol es que puede durar horas, semanas, meses,... y que por su disposición a la evolución de los personajes y a la aparición de nuevas situaciones, el juego puede hacerse más y más interesante.
Los juegos de rol ya han demostrado que pueden ser enormemente educativos al suponer un entrenamiento divertido en el arte de ofrecer respuestas ingeniosas en situaciones sorprendentes, desde diferentes puntos de vista.
 

Sin comentarios

Añadir un comentario