MASÁIS

Existen cerca de 900.000 masáis ocupando tierras de Kenia (Masai Mara) y Tanzania (Ngorongoro y Serengueti), dedicados generalmente al pastoreo, lo que les hace un pueblo seminómada. Ganaderos y guerreros, los masáis creían en otro tiempo que todo el ganado les pertenecía por lo que salir a robárselo a otros era solo intentar recuperar lo que era suyo.

Un famoso rito de paso a la edad adulta de un masái fue matar un león con sus propias manos, aunque en nuestros días los masáis son unos de los mayores defensores de la vida salvaje y este rito se realiza sobre una escenificación de antiguas escenas de caza.

En la intimidad de sus poblados circulares de cabañas de ramas abundan las celebraciones y rituales, que suelen ir acompañados de cánticos y danzas en las que se dan grandes saltos y los collares golpean los hombros de los participantes.

Ayer contaban en las noticias que los masáis, debido a su forma de vida alejada de contactos con otras gentes, están pasando sin novedad esta crisis del virus, aunque la misma distancia haría difícil la atención médica en caso de que comenzase a propagarse entre ellos. Solo podemos desear mucha suerte a este mítico pueblo africano que es en sí un tesoro cultural.

Sin comentarios

Añadir un comentario