Existe interminable información sobre los elfos, cuya fantástica existencia surge en la mitología de los fríos pueblos del norte de Europa hace más de mil años, aunque con el paso del tiempo sus leyendas se extendieron por todo el continente y más allá.

Muchas de las narraciones sobre elfos los representan como hombres y mujeres fuertes, ágiles ligeros y muy hermosos, existiendo el peligro de enamorarse perdidamente de alguno o alguna de ellos para quien los descubriere. Otras historias hablan de espíritus de la naturaleza sin limitaciones físicas, que podían atravesar muros, conocer el futuro y vivir eternamente.

Utilizan su sabiduría y su magia para proteger la naturaleza y aprenden en los bosques los remedios que pueden sanar a las criaturas vivas, especialmente todas las del bosque. Tolkien, autor de “El señor de los anillos” les dotó de lenguaje propio y los hizo además excelentes herreros, arquitectos, jinetes, arqueros y leales amigos.

En la “Enciclopedia de las cosas que nunca existieron”, se dice que elfos y elfas gustan de la fiesta y que pueden estar bailando una noche entera hasta que el canto del gallo anuncia el nuevo día. Entonces retornan a sus casas dejando el rastro de las huellas de sus pies sobre el rocío, por las que pueden ser encontrados.

#campamentodeverano#Nhorte#cuidalanaturaleza

¿Necesitas ayuda?
Ir al contenido