El pasado día 17 falleció el artista de vanguardia Agustín Ibarrola a los 93 años. En el mundo del arte llegó a ser un singular representante del arte ambiental o arte de la tierra (art land en inglés), por aprovechar espacios naturales como lienzos sobre los que realizar sus obras.

Agustín Ibarrola pintó árboles, piedras o bloques de rompeolas, sacando el arte de los museos, obligando al visitante a pasear por la naturaleza para entender mejor ambos, naturaleza y arte.

Algunas de sus obras más famosas son el «Bosque de Oma» en la vizcaína reserva de la biosfera de Urdaibi, o los «Cubos de la memoria» en el puerto de Llanes, pero en Salamanca, a orillas del Tormes y con la colaboración de un grupo de estudiantes de Bellas Artes, también creó un «Bosque encantado» sobre unos olmos secos.

Adiós maestro, prometemos volver a la naturaleza a buscar la belleza en todas sus formas.

#nhorte #campamento #campamentodeverano #verano #actividades #diversion #naturaleza #Asturias #España #cuidalanaturaleza

¿Necesitas ayuda?
Ir al contenido